Foto: Miguel Asa


Los medios ya no huelen a calle

Dan más importancia a la imagen, al dato duro y a la opinión



Por: Marcelo Ramírez Herrera
7 de Diciembre de 2013

Los redactores y editores de los medios de comunicación ya no apuestan por contar nuevas historias. Recurren tan sólo a la declaración de los poderosos. Con esa idea empezó el segundo día de actividades en el Noveno Encuentro Internacional de Periodistas en la FIL, Guadalajara.

¿Qué historias contar hoy en los medios? fue la interrogante que propusieron debatir y desentrañar los periodistas Marcela Turati, Humberto Padgett León y J.M Servín.

La periodista cofundadora de Periodistas de a Pié y autora de Fuego Cruzado, dijo que en las escuelas de periodismo no se enseñan las preguntas básicas que un periodista debe de hacer en el momento de entrevistar: “Todos sabemos preguntar ¿Qué? ¿Cómo? ¿Cuándo? ¿Dónde? Pero nunca agregamos un ‘y a mi ¿qué?’”.

De acuerdo con Marcela Turati, esa pregunta es la que se hacen los lectores de un periódico. Paradójicamente la que dejan inadvertida los reporteros: “La mayoría de los periodistas huyen de las historias”.

Humberto Padgett León, periodista de sinembargo.mxculpó a las redacciones de los medios de inhibir el interés y participación activa y crítica de los reporteros: “Tenemos que volver al periodista más humano, más ciudadano. No importan los temas, lo que importa es que las historias sean bien o mal contadas, hay que llegar a la redacción demostrando con evidencia.

Desconfío de los cronistas que abusan de la primera persona para contar sus historias. Ahora los medios por la poca calidad de los periodistas, le dan prioridad a la imagen, al dato duro y a la opinión”, criticó Padgett León.

El cronista J.M Servín recordó a los asistentes, estudiantes, académicos, interesados y profesionales del periodismo que los reporteros deben salir, padecer y gozar la calle: “Si un periodista no investiga, no se empapa de la realidad, pues su trabajo va a ser muy artificial”.

En un ejercicio de autocrítica a la labor de los reporteros, editores y directores de los medios de comunicación en México, se refirieron al periodismo gonzo que definieron como narcisista, provocado por la poca cultura de los editores y redactores: “Los medios ya no huelen a calle. La gente quiere leer sobre sí misma y pocas veces, encuentra sus historias en los medios".