Foto: José María Martínez


El periodismo como agente de cambio social

Los proyectos de periodismo comunitario son una muestra del trabajo que las mismas personas y especialistas en comunicación pueden realizar en conjunto para denunciar los problemas

Por: Elizabeth Mondragón
5 de Diciembre de 2014

En el marco del X Encuentro Internacional de Periodistas, en su segundo día de actividades se presentó la charla, “Narrar-nos: el periodismo social”,  a cargo de Elva Narcía, fundadora de la primera agencia de comunicación para el cambio social Glifos Comunicaciones A.C., Cristina Ávila-Zesatti, creadora del medio “Corresponsal de Paz”, y Jesse Hardman, especialista en el desarrollo de los medios de comunicación comunitarios, quienes presentaron proyectos que muestran una nueva forma de hacer periodismo social.

En primer término, Hardman habló de su proyecto Listening Post, productos sonoros que se transmiten por radio y en la página de internet listeningpostnola.tumblr.com  en Nueva Orleans, Estados Unidos.

El proyecto consiste en invitar a los habitantes de la ciudad a opinar sobre diversos temas que les aquejan, para ello las personas mandan un mensaje de texto con la palabra “HELLO”, desde ese momento, comienzan a recibir información y una pregunta semanal que se les invita a  responder con un audio.

Además, Hardman comentó que “el proyecto ha tenido éxito porque es mucho más personal, le da tiempo a las personas de pensar en sus respuestas y no es el típico periodista que se acerca a invadir a las personas con su grabadora prendida,  y que los asusta”.

El periodismo social se debe alimentar de las necesidades de las comunidades, de una atenta escucha que no permita que quienes narran la realidad le impongan sus particulares ideas, agregó.

Elva Narcía invitó a dejar de criticar a los demás y pensar sobre qué se puede hacer para cambiar la realidad de un país. Como ejemplo narró un  proyecto que hizo en Afganistán, en donde creó, en conjunto con la comunidad, una radiodifusora para hablar sobre los problemas comunes, por ejemplo la falta de agua, luz, la basura, entre otros.

Este esfuerzo construido por la comunidad, favoreció la creación de condiciones de cambio social, ya que capacitó a los habitantes para que supieran cómo comunicar los problemas por ellos mismos. La autogestión es la clave del cambio social, concluyó Narcía.

Por último, Cristina Ávila-Zesatti platicó sobre su proyecto “Corresponsal de Paz”, el cual pretende ser la antítesis del “corresponsal de guerra”, para llevar esperanza e inspiración a las personas, en el que las historias de compasión y humanidad que surgen alrededor de los conflictos bélicos o de violencia sean el centro del discurso periodístico.

“Si el mundo por rutina está en guerra, el evento noticiable es la paz”, concluyó Ávila-Zesatti.